WASH: Estrategia de agua, saneamiento e higiene. ¿Qué es?

Imagen de WASH: Estrategia de agua, saneamiento e higiene. ¿Qué es?

¿Qué es WASH y cuál es su definición? La falta de agua potable, saneamiento e higiene tiene consecuencias graves para la salud de millones de personas en el mundo. A través de la estrategia WASH se pueden evitar enfermedades y cientos de miles de muertes al año por causas tan tratables como una diarrea.

El agua potable, el saneamiento y la higiene son cruciales para la salud y el bienestar de todas las personas. Sin ellas, sería difícil mantener nuestro modo de subsistencia, la salubridad en nuestro día a día e impediría que desarrollásemos actividades como ir a la escuela o al trabajo.

Lamentablemente, millones de personas viven en comunidades sin agua limpia y donde las infraestructuras de higiene y saneamiento no existen o son insuficientes. Algunos datos de la ONU dan cuenta de la magnitud del problema:

  • 3 de cada 10 personas no disponen de servicios de agua potable seguros.
  • Al menos 892 millones de personas defecan al aire libre, contaminando así el agua y el suelo de su entorno.
  • La escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial, y este porcentaje va en aumento.
  • Más de la mitad de la población mundial no dispone de servicios básicos de saneamiento (letrinas, retretes…).
  • Alrededor de 1000 niñas y niños mueren cada día a causa de enfermedades diarreicas asociadas a la falta de higiene.

¿Qué es la estrategia WASH?

La estrategia WASH (Water, Sanitation and Hygiene, por sus siglas en inglés) es una estrategia global impulsada por organismos internacionales, gobiernos, organizaciones y sociedad civil para garantizar el acceso universal, asequible y sostenible al agua, higiene y saneamiento. Esta estrategia, alineada con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6 (ODS6), aborda problemáticas complejas como la gestión del agua, los vertidos, el abastecimiento y la explotación de los recursos hídricos y el acceso a servicios básicos de saneamiento e higiene. A través de ella, las organizaciones que contribuimos a conseguir los objetivos del ODS6, queremos, de aquí al 2030:

  • Lograr el acceso universal y equitativo al agua potable de forma asequible para todas las personas.
  • Lograr el acceso a servicios de saneamiento e higiene adecuados para poner fin a la defecación al aire libre, con especial atención a las mujeres y niñas.
  • Reducir la contaminación y el vertimiento de productos químicos en el agua y aumentar el tratamiento de aguas residuales.
  • Mejorar la gestión de los recursos hídricos para evitar la escasez.
  • Reestablecer los ecosistemas relacionados con el agua (humedales, bosques, acuíferos, lagos…)
  • Fomentar iniciativas de cooperación al desarrollo con enfoque WASH en países empobrecidos, y hacer partícipes a las comunidades locales en buenas prácticas.
Imagen de perfil de Mikel Edeso
Mikel Edeso
Compartir a través de:
Contenidos relacionados